La experiencia única de Juan Martínez d'Aubuisson, el antropólogo que vivió un año con la Mara Salvatrucha en El Salvador que plantea "La violencia no es lo que define a las pandillas" | CIRCO26

La experiencia única de Juan Martínez d'Aubuisson, el antropólogo que vivió un año con la Mara Salvatrucha en El Salvador que plantea "La violencia no es lo que define a las pandillas"

El Salvador- La primera vez que Juan Martínez d'Aubuisson puso un pie en aquella colina de San Salvador, un gran mural con la...

CompartirCompartir


El Salvador-

La primera vez que Juan Martínez d'Aubuisson puso un pie en aquella colina de San Salvador, un gran mural con las siglas le confirmó que estaba en territorio de MS-13, la Mara Salvatrucha 13, la mayor pandilla de América.

Lo custodiaban unos hombres jóvenes, que se levantaron desafiantes al ver al extraño acompañado de un lugareño.

"Nos escanean con la mirada y vuelven a su puesto sin responder al saludo. A guardar, como viejas beatas, a su santo de tinta", escribiría después el antropólogo en su libro Ver, oír y callar.

Un año con la Mara Salvatrucha 13, publicado por la editorial Pepitas de Calabaza en septiembre de 2015.

El texto, aclara, no es un documento científico en el sentido estricto y tiene más que ver con el "realismo etnográfico", por lo que prefiere llamarle sus "diarios de campo, editados y ordenados".

En ellos cuenta lo vivido y lo reflexionado en 2010, el año que pasó contando muertos en la colina Montreal, en Mejicanos, uno de los municipios de la capital de El Salvador, para tratar de entender a la pandilla que controla aquella comunidad y a su enemigo mortal, el Barrio 18 (actualmente escindido en Sureños y Revolucionarios).

"Mantenerse con vida"

A la colina pudo acceder gracias a un sacerdote que dirige el centro juvenil de la colonia y que tiene contacto con los Guanacos Criminals Salvatrucha, la clica o célula de la MS-13 que domina el lugar.

Y así, un día se encontró en el local que alberga el centro, explicándole a su encargado, Gustavo, la razón que le llevaba a emprender tal proyecto.

"¿O sea que querés como conocer a los pandilleros?", le preguntó éste, incrédulo.
Y le advirtió que, si quería continuar con vida para hacer su trabajo, debía cumplir con unas reglas tácitas.

La primera: no mencionar el 18 ni usar una camisa que lleve ese número impreso. "Al parecer en este lugar atrae a la muerte como a un imán", señala en antropólogo en su libro.

Y la segunda, no caminar nunca sólo: "No me conocen y podrían confundirme con un enemigo".

Cuestión de enemistad

Pero Martínez d'Aubuisson no sólo corrió ese peligro en la colina Montreal, territorio "salvatrucho".

También se expuso a ello cada día, cuando para llegar a la comunidad que corona la loma se veía obligado a cruzar una colonia controlada por la pandilla contraria, el Barrio 18.

Hacía el trayecto montado en su motocicleta barata, de fabricación china, a la que le había puesto el nombre de Samanta.

Y uno de esos días, se vio a sí mismo rogando al motor que no se le ocurriera morir precisamente allí.
Martínez d'Aubuisson es joven, está tatuado y entonces llevaba el pelo largo.

Salvando las distancias, no es un aspecto muy distinto al de cualquier pandillero, y bien lo pudieron haber confundido con un enemigo. También allí.

— ¿Y no te dio miedo?
— ¡Cómo no! Un miedo brutal.

La moto volvió a arrancar y el antropólogo salió ileso de la situación, pero la sensación no se la pudo sacar del cuerpo en todo el tiempo que le llevó hacer su trabajo etnográfico en la colina Montreal.
Allí atestiguó una violencia que harían temblar a cualquiera.

Torturas y desmembrados
Vio, por ejemplo, a un a una adolescente suplicar a un grupo de pandilleros que no la torturaran con el palo de escoba que uno de ellos blandía, compartió los días con los vecinos que se preparaban para las consecuencias de la "guerra" entre las dos pandillas.

Barbaries de ese calibre se les suele atribuir a la MS-13 y el Barrio 18, como la que reportaron un miércoles por la noche, en enero de este año.

En un microbús que había quedado abandonado en el cruce de una colonia central de San Salvador encontraron el cuerpo desmembrado de mujer, aparentemente joven.

Los miembros no tardaron en aparecer. Pero de la cabeza, ni rastro.

La escena no era nueva. Trágicamente, se repite de tanto en cuanto en El Salvador, el país que en los últimos años compite con su vecino Honduras por encabezar la lista de las naciones más violentas del mundo.

De hecho, cerró 2016 con 5.278 homicidios (14,4 diarios), una tasa de 81,2 por cada 100.000 habitantes, muchos de ellos a cargo de las pandillas.

Pero sin restarle importancia al dato, Martínez d'Aubuisson insiste en que la brutalidad extrema no es lo único que define a la Mara Salvatrucha y al Barrio 18.

"La clave es el antagonismo, no la violencia", zanja.

E ilustra: "Son como dos boxeadores que suben al ring.

No hay diferencias profundas entre ellos, pero pueden hacerse mucho daño".

Qué son y qué no son las pandillas
En vísperas de que el presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, cumpliera sus primeros 100 días en el cargo, se refirió a la MS-13 y al Barrio 18 en Twitter.

Y culpó de la expansión de éstas en EE.UU. a la "débil política contra la inmigración ilegal" de su antecesor, el demócrata Barack Obama.


Publicado por - Ricardo Rosario
Fuente: Infobae

Loading...
CompartirCompartir
expr:href='data:post.canonicalUrl'/>

Publicar un comentario

Relacionadas

POLITICA 7194924593406742316

Nos reservamos el derecho de borrar todo comentario ofensivo que atente contra la moral, la dignidad, o las buenas costumbres

emo-but-icon

CENTRAL ROMANA CORPORATION

CENTRAL ROMANA CORPORATION

FERRETERIA DETALLISTA

FERRETERIA DETALLISTA
Ferretería Detallista. 30 Años Supliendo al Constructor

A LA PRESIDENCIA DEL COLEGIO

A LA PRESIDENCIA DEL COLEGIO

Braulio Mejía La Voz de tus eventos

Braulio Mejía La Voz de tus eventos
CONTACTANOS!!!

RAUL VELEZ OZ

RAUL VELEZ OZ

IBERIA..LA PRIMERA

IBERIA..LA PRIMERA
La Primera

DE AZA TECNOLOGIA

DE AZA TECNOLOGIA
Tu Mejor Opción en computadoras

.

Loading...

LO REAL ESTUDIO

LO REAL ESTUDIO

Siguenos

Conecte con Nosotros

Chat

ULTIMAS NOTICIAS

item