Partos que paralizan Afganistán

En Afganistán las parturientas, abiertas de piernas, casi se tocan las rodillas unas con la...

CompartirCompartir





En Afganistán las parturientas, abiertas de piernas, casi se tocan las rodillas unas con las otras. Varias mujeres dan a luz a la vez en una misma sala, donde suele haber cuatro camas como poco, y un cubo de plástico a los pies de cada una de ellas para echar los restos del alumbramiento. Las maternidades son así en Afganistán: fábricas de parir. Y quienes van allí aún se pueden considerar unas privilegiadas.
"Con la disminución de la ayuda internacional en Afganistán, las mujeres son las que están saliendo peor paradas", declara Alberto Cairo, responsable del programa ortopédico del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Afganistán. El número de pacientes que más crece cada año en el hospital de CICR en Kabul no son ni las víctimas de minas antipersona, ni los heridos de bala, sino los niños con parálisis cerebral, asegura. Y todo por complicaciones en el parto.
"O la criatura no viene en la posición correcta, o la madre es demasiado joven y su pelvis no es suficientemente ancha para dar a luz, o se proporciona algún medicamento al bebé tras nacer", enumera el experto. Sea por la causa que sea, el recién nacido sufre daños irreparables. Las cifras son de espanto. El centro de CICR en Kabul atendió a 1.882 menores con parálisis cerebral en 2012El año pasado el número ascendió a 2.910. Y Cairo prevé que este año se superarán de largo los tres mil casos.
La fisioterapeuta española Lorena Enebral es una de las poquísimas profesionales que trabajan actualmente en Afganistán en la atención de estos menores. Mientras la mayoría de extranjeros ha abandonado el país a causa de la situación de inseguridad, ella se plantó allí en mayo.
La fisioterapeuta explica que deben enseñar a las familias cosas tan básicas como cómo coger a estas criaturas con parálisis cerebral para que no se ahoguen mientras comen o evitar que su cuerpecito se deforme. "A este niño, por ejemplo, lo han tenido demasiado tiempo boca arriba, por eso se le ha deformado la cabeza", aclara.
Pero no sólo eso. La experta asegura que muchas familias van al CICR cuando ya es muy tarde, porque ni los propios facultativos afganos saben diagnosticar esta patología. "A los siete meses no era capaz de sentarse y lo llevamos a un médico privado para saber qué le pasaba. Nos dijo que le faltaba calcio", relata otra abuela que también acude al centro de CICR en Kabul con su nieto. El pequeño tiene dos años, pero se comporta como un bebé de tres meses. Apenas tiene capacidad para coger objetos con las manos y le cuesta horrores rodar sobre su propio cuerpo.
"En Afganistán tienen la costumbre de envolver fuertemente con ropa a los niños de meses, porque piensan que así están más protegidos. Pero eso les impide moverse, y retrasa la detección de la parálisis cerebral", declara Enebral, que también se dedica a la formación de fisioterapeutas afganos ante lo que se está convirtiendo en casi una plaga.
"Lo peor es que las familias afganas creen que aquí, en el Comité Internacional de la Cruz Roja, daremos una pastilla al niño y se curará", afirma Enebral. Pero no, la parálisis cerebral no tiene cura, ni la sociedad afgana parece preparada para lo que se le avecina.
EL MUNDO 
Loading...
CompartirCompartir
expr:href='data:post.canonicalUrl'/>

Publicar un comentario

Relacionadas

SALUD 6830282574970409455

Nos reservamos el derecho de borrar todo comentario ofensivo que atente contra la moral, la dignidad, o las buenas costumbres

emo-but-icon

Siguenos

Conecte con Nosotros

CENTRAL ROMANA CORPORATION

CENTRAL ROMANA CORPORATION

ESTILO JUVENIL

FERRETERIA DETALLISTA

IBERIA..... LA PRIMERA

JHORDANY GRAPHIC

JHORDANY GRAPHIC

Jose Alvarez

Jose Alvarez

Chat

MANUEL PERALTA

MANUEL PERALTA

BUFFET Y MAS

BUFFET Y MAS

DE LUNES A VIERNES DE 7 A 8 PM

DE LUNES A VIERNES DE 7 A 8 PM
POR ROMANA TV 42

ULTIMAS NOTICIAS

item