Una app contra el hambre en el mundo es un éxito viral

Una valla publicitaria en Times Square muestra lo que los neoyorquinos podrían hacer con 50 ...

CompartirCompartir



Una valla publicitaria en Times Square muestra lo que los neoyorquinos podrían hacer con 50 centavos de dólar (unos 40 céntimos de euro): 90 segundos en un recorrido turístico, por ejemplo, o 1,8 segundos con el artista callejero el "vaquero desnudo", que puede verse a menudo en el cruce más famoso de Nueva York. O podrían proporcionar a un niño malnutrido las comidas necesarias durante un día.

El anuncio de Times Square presenta a los neoyorquinos "ShareTheMeal", una aplicación de smartphone de una start-up de Berlín que es una iniciativa del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. El vídeo en sí fue donado por el Programa Mundial de Alimentos - no hay dinero para la comercialización - pero incluso sin un gran presupuesto para publicidad, la aplicación, para iPhone y Android, se ha extendido por todas las redes sociales en un tiempo muy corto y la ayuda recibida ha alimentado a cientos de miles de escolares y mujeres embarazadas.

El fundador de "ShareTheMeal", Sebastian Stricker, que ya estaba trabajando para el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, se hizo una pregunta muy simple: en un mundo donde hay más teléfonos inteligentes que personas que sufren hambre, ¿por qué no luchar contra el hambre con un clic en una aplicación? Cada vez que un usuario de smartphone está desayunando, almorzando o cenando, tiene la oportunidad de compartir 40 céntimos de euro con alguien que los necesite - de ahí el nombre "ShareTheMeal." La donación de 40 céntimos cubre todos los costes: desde el procesamiento de pagos hasta la logística y la distribución de alimentos.

Desde que la aplicación se puso en marcha, inicialmente en Alemania en junio de 2015 y después a nivel internacional en noviembre de ese mismo año, el número de usuarios se ha multiplicado: "5.4 millones de comidas fueron distribuidas por unos 500.000 donantes hasta finales de abril," dice el fundador de "ShareTheMeal". "Eso significa que estamos alimentando a entre 10.000 y 15.000 niños cada día." La aplicación "ShareTheMeal" ya ha ganado muchos premios - incluyendo el Premio de Innovación Interactiva del festival tecnológico "South by Southwest", dos premios de Google y un  prestigioso Premio Webby.

Stricker se encuentra actualmente en el Líbano, gestionando la distribución de alimentos a través de "ShareTheMeal". "El Líbano ha recibido a más de un millón de refugiados, teniendo una población total de 4,4 millones", señala. "Algunos tienen que vivir en los desvanes, donde se almacenan normalmente herramientas." Los colegios están permaneciendo abiertas por las tardes para que los niños refugiados sirios puedan ir a la escuela. "La pobreza es inmensa - y aún así, hay un espíritu y optimismo increíbles. Ellos tratan a los refugiados, así, con dignidad".

"ShareTheMeal" comenzó su lucha contra el hambre en el mundo mediante el suministro de alimentos para los niños en edad escolar en Lesoto. La distribución de las comidas escolares tiene un doble efecto: saciar el hambre a corto plazo y también, a la larga, fomentar el desarrollo económico del país. Las comidas significan que los niños pueden asistir a la escuela con más frecuencia, en lugar de ser enviados a trabajar.

En la ciudad siria de Homs, las madres jóvenes fueron las beneficiarias - otra forma muy eficiente de ayuda según los expertos. "Si usted no recibe suficiente alimento como un niño o una mujer embarazada, o si obtiene los nutrientes equivocados, el niño no se desarrolla correctamente - y el desarrollo mental se deteriora también", dice Stricker. Las consecuencias de por vida de un individuo son "imposibles de recuperar. Estos son los llamados primeros mil días, desde el embarazo hasta el segundo año. Si no les apoyamos, no se podrá compensar después".

La lucha contra el hambre en el mundo puede parecer como luchar contra un enemigo invisible - pero se muestra el progreso, paso a paso, país por país. En Lesoto, después de proveer a alrededor de un tercio de los niños desnutridos a través de "ShareTheMeal" durante un año, llegaron las iniciativas privadas que continuaron con la ayuda. El dinero recaudado a través de la aplicación se destinó a la atención de los niños refugiados en Jordania, después a las mujeres embarazadas y madres con niños pequeños en la ciudad siria de Homs. Ahora "ShareTheMeal" tiene como objetivo ayudar a todos los niños refugiados sirios en Beirut, capital del Líbano. La idea subyacente es demostrar que la ayuda que se lleva a cabo gracias a las donaciones de la aplicación está funcionando, de forma que otras iniciativas puedan tomar el relevo.

"ShareTheMeal" señala que los 40 céntimos por comida es un promedio global para el suministro a través del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. "En algunos países y situaciones es mucho más caro, en otras claramente más barato", dice Stricker.

Algunos críticos argumentan que, a largo plazo, los países afectados podrían hacerse dependientes de la ayuda exterior que reciben. Stricker, sin embargo, no está de acuerdo: "Un cierto nivel mínimo de salud, nutrición y educación debe asegurarse", dice. "Si permanecen constantemente por debajo de este mínimo, seguirán enfermando, tendrán pocas oportunidades y esto también le pasará a sus hijos."

Para el futuro, el sueño de Stricker es utilizar los smartphones como un vínculo directo entre los ayudantes y los que están en necesidad de ayuda. "Si me preguntas cuáles son los dos principales temas futuros en este área, respondería: la realidad virtual y la ayuda peer-to-peer". El término "peer-to-peer" se utiliza en el campo de la informática para describir una conexión directa entre dos computadoras en una red.

En el futuro, los usuarios de teléfonos inteligentes podrían incluso ser capaces de ver con quien han compartido su comida. Stricker está llevando a cabo los primeros experimentos con realidad virtual en el Líbano. "Esto es realmente conmovedor", dice. "Los niños sostienen su comida frente la cámara con una gran sonrisa." Stricker describe cómo repartieron leche, manzanas y magdalenas a los niños. "Lo que más les gustaba eran las manzanas," dice Stricker con una sonrisa. "En Alemania, los niños son forzados a comer la fruta - y aquí les gustan las manzanas más que nada".
Loading...
CompartirCompartir
expr:href='data:post.canonicalUrl'/>

Publicar un comentario

Relacionadas

INTERNACIONAL 3853450298410536445

Nos reservamos el derecho de borrar todo comentario ofensivo que atente contra la moral, la dignidad, o las buenas costumbres

emo-but-icon

RESPETA LA VIDA, RESPETA LAS LEYES DE TRANSITO

Siguenos

Conecte con Nosotros

CENTRAL ROMANA CORPORATION

CENTRAL ROMANA CORPORATION

FERRETERIA DETALLISTA

IBERIA..... LA PRIMERA

JHORDANY GRAPHIC

JHORDANY GRAPHIC

Jose Alvarez

Jose Alvarez

Chat

MANUEL PERALTA

MANUEL PERALTA

BUFFET Y MAS

BUFFET Y MAS

DE LUNES A VIERNES DE 7 A 8 PM

DE LUNES A VIERNES DE 7 A 8 PM
POR ROMANA TV 42

ULTIMAS NOTICIAS

item